Su objetivo es conseguir una mejora en las condiciones socio-sanitarias del paciente y al entorno socio-familiar a través de la valoración y atención integral de los pacientes ingresados y los que proceden de las consultas externas, para conseguir la mayor calidad de vida posible del paciente y de su entorno socio-familiar.

Es importante resaltar que esta atención deberá se lo más temprana posible para lograr más eficacia en nuestra actuación.

  • Estudio y análisis de las demandas recibidas y necesidades detectadas para llevar a cabo el tratamiento de la problemática planteada que incide en el proceso salud-enfermedad.
  • Elaboración del diagnóstico social del enfermo como aportación global al plan de tratamiento
  • Información, orientación y asesoramiento de las posibles alternativas y recursos existentes
  • Gestión y aplicación de recursos socio-sanitarios
  • Tramitación y cumplimentación de la documentación requerida
  • Coordinación y derivación socio-sanitaria con otros miembros del equipo de salud, Servicio Sociales, Asociaciones…etc
  • Ayuda al paciente en su reinserción y aceptación de la enfermedad
  • Colaboración en la prevención de futuras situaciones de conflicto familiar
  • Participación en reuniones periódicas con el resto del Equipo Multidisciplinar